Frikkadilly Circus: Introducción a Changeling - Parte II

martes, septiembre 16, 2008

Introducción a Changeling - Parte II


Como no iba a volver a la colina, aquel anciano me había enseñado más de mi en una hora, que todos aquellos psicólogos en años.

Espere ansioso que las manecillas de aquel antiguo reloj del torreón marcasen las 13 y subí raudo a encontrarme de nuevo con aquel hombre. Todos, sin excepción, hicieron lo mismo y sentados a su alrededor, volvimos a escuchar sus palabras.


Como ya os dije ayer, no todos somos iguales y tampoco entendemos el mundo de la misma forma. A lo largo de vuestras vidas encontraréis amigos, traiciones, pactos, juramentos… y no siempre veréis correcto el comportamiento de los demás, por que simplemente no casa con el vuestro, eso es por que simplemente pertenecen a una corte contraría a la vuestra. Si, aunque esto es un poco difícil y teórico, nosotros nos dividimos en dos cortes según nuestra forma de ver las cosas.

Está La Corte Luminosa, cuyos miembros viven por y para su honor, el cual debe mantenerse inmaculado aunque para ello sea necesaria la muerte. Piensan que el amor es la fuente del ensueño y todo está permitido en su nombre, que la belleza es vida, musa de la creación y morir a su servicio es un honor y un privilegio. Nunca olvidan una deuda, la amabilidad la pagarán con amabilidad, y la crueldad con crueldad. La mayoría inspiran el glamour a sus soñadores, enseñándoles el arte del baile, la pintura, la música, el teatro y obteniendo la preciosa materia del ensueño que de ellos de desprende, por el contrarío los pertenecientes a La Corte Oscura, saquean el glamour de sus victimas, se lo arrancan en un exceso de inspiración y les es mucho más difícil recuperarse, e incluso no llegan a hacerlo.
Los preceptos de esta corte son contrarios a los luminosos, ellos creen que el honor es una mentira y que no tiene cabida en el mundo moderno, anteponen la pasión al deber pues es el estado más autentico del espíritu de un duende. También piensan que el glamour es libre e inútil a menos que se use, para que almacenarlo si es un recurso renovable y sobre todo, creen que el cambio es bueno, que hay que adaptarse o morir.


Antes, estas dos cortes se repartían el reinado del ensueño, los primeros seis meses lo hacía la luminosa y los segundos los oscuros, pero todo ha degenerado y cambiado, ahora solo gobiernan los luminosos y ha nacido la corte sombría, mucho más radicales que los oscuros con los que comparten su reinado.

No hay comentarios: