Frikkadilly Circus: El abrazo

martes, septiembre 30, 2008

El abrazo

Bueno, con esto de que vamos a jugar a vampiro, se me ha ocurrido colgar algo relacionado con ese gran juego, y buscando y buscando, encontré el relato de un abrazo (conversión en vampiro). Está escrito en cuatro partes, que iré colgando una por una para no escribir nada muy largo, que hasta a mi me cueste leer.

--------------------------------------------------------------------

11.- El encuentro

Tal vez aquella noche fue la única, o tal vez fue la primera de un largo caminar.
Donde las sombras se hacían más claras vivía en la noche, escondida de todo y de todos y temerosa de descubrir donde estaba.
Salía cada noche a caminar por la cuidad, tentando los peligros de la madrugada.
Pero no me importaba. No tenia miedo a la muerte, sino a ser encontrada por mis enemigos, no muchos pero si crueles.
Cada voz a mi espalda me hacia contraer mis músculos y abrazada a mi abrigo pasear con la cabeza inclinada hacia adelante y expectante, de una mano que tocase mi hombro para detenerme. Pero nadie me tocaba y esa aguda espera era mi tormento.
No tenia rumbo fijo nunca, caminaba y caminaba perdiéndome en los murmullos de la cuidad esperando no ser vista por nadie, y casi siempre seducida por esa soledad.
Esa noche era fría, mas que cualquier otra. Mi aliento se fundía con la niebla y no se veían muchos pasos por delante de mis pies. Caminaba mirando de reojo hacia un lado y otro como siempre, ocupada en mis temores y descuidada del frente de la calle. Las farolas no bastaban para iluminar la escena, ni la calle estaba tan en silencio como para que fuese capaz de escuchar los pasos de la muerte que venían hacia mi.
Choque de frente con el torso de un hombre que caminaba con sus manos a la espalda.
Sus ojos sonrientes fue lo que vi al levantar la cabeza y temerosa bajarla musitando un “perdon”. El se giro cuando pase y se me quedó mirando. Lo notaba....
Caminé hasta la siguiente bocacalle y la tomé, poniendo así paredes entre esos ojos y mi nuca, que es donde sentía que se clavaban.
No creí volver a verle más.... como otras tantas veces, erré.
Pasaron tan sólo dos días, dos días tarde en volver a ser guiada por mis pies hasta una calle cercana a esa... dos días en que allá donde miraba sentía esos ojos sonrientes acechándome.
Caminaba absorta como si contase las piedras de la acera y un impulso inexplicable me guió a detenerme y hacer amago de cruzar la calle. Cuando alce la vista del barro de la cuneta y miré enfrente pude ver de nuevo su cara... extremadamente blanca, su cuerpo.... delgado y firme.... sus manos apoyados sobre sus muslos y sus labios, rojos como la sangre, la sangre que en mí parecía arder.
Le miré al borde del grito y de las ganas de correr pero con la curiosidad que había tenido dormida años atrás, desde cría. Le miré y simplemente esperé. El sonrió y la gente de la calle pareció desaparecer en el túnel que mis ojos cerraron sobre él... sobre su cara... sobre esos labios.
El delgado barón asintió con su cabeza ocultándome sus ojos... y luego, simplemente, con el paso de un transeúnte, se esfumó.
Di dos pasos atrás hasta tropezar con la acera en mis talones y una vez fuera de la carretera comencé a correr... corrí por calles y callejones tanto como el vuelo de mi falda de dura tela me permitía... corrí hasta dejarme la planta de los pies en heridas ... corrí como alma que lleva el diablo asustada de la extraña visión y de la extraña llamada de unos labios rojos como antes jamás había conocido. Corrí hasta ahogarme y entonces me detuve y me oculté en un portal.
Muchas fueron las voces que pasaron por delante del portal pero ni dentro ni en mi mente había sonido, tan solo la pregunta de “quien es... quien es”.....
Me apoye contra la pared y así me deje caer hasta quedar sentada en el suelo y abrazada a mis piernas me calmé.

2 comentarios:

Pika dijo...

Mu bien, eso está precioso, eso es perfecto... ¬¬

Yo intentando explicarles lo mínimo posible sobre los vampiros, el abrazo y esas cosas, para que halla más sorpresa y menos clichés a la hora de jugar y tu empiezas a colgar un relato sobre al abrazo... U_U

:P

No pasa nada, sigue colgándolo, porque total, si se enteran o no del abrazo, van a tener que pasarlo igualmente... ^^'

Maky dijo...

Pues eso, por lo menos que sepan de que va un abrazo...

Además el relato tampoco es que cuente mucho, solo ambienta un poquito. ;P